Saul Larrosa decidia dar el paso y aprovechar la oportunidad que le daba el fútbol base de Monzón, a través de su coordinador Fran Puyer para hacerse cargo del equipo de la División de Honor infantil con la posibilidad posterior de llevar la preparación física del equipo de 3ª RFEF dando el paso despues de hablar con Mariani y que el técnico de los rojiblancos lo ilusionara con el proyecto.

De esa manera Saúl dejaba su Quinto de Ebro natal y se iba para Monzón donde está haciendo esa doble función: que los jugadores del tercera jueguen a un ritmo tan alto como lo están haciendo y en eso la preparación física es fundamental y que los chavales del Infantíl de División de Honor mantengan la categoria y Monzón siga haciendo historia en el fútbol de formación al tener equipos en las 3 categorias más altas de nuestro fútbol regional.